Continúa el ciclo que propone pensar una agenda de I+D+i para la transición energética

Los expositores de este encuentro representaron a los diferentes eslabones de la cadena de valor del litio desde su extracción hasta la fabricación de baterías, motores y cargadores. En este aspecto, los presentes coincidieron en que la Argentina tiene las capacidades para ser productor y desarrollador de las tecnologías necesarias para la transición energética.

 

“Nuevas tecnologías para la transición energética” es una iniciativa conjunta del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i) y el CONICET centrada en los temas de movilidad sustentable, litio e hidrógeno.

En esta oportunidad se trabajó sobre los proyectos y aplicaciones relacionadas al litio en el sector productivo argentino y en especial en lo relacionado a la electromovilidad. Durante la mesa de trabajo, Fernando Peirano, presidente de la Agencia I+D+i, comentó la importancia de estos espacios para “enlazar innovación con inversión y producción y generar las políticas públicas que tienen que orientar y acompañar este cambio”“Creemos que éste es uno de los caminos de reconstrucción y transformación del país. Estamos trazando una hoja de ruta y la queremos construir con aportes de altísima calidad y contenido”, afirmó Peirano en su intervención.

El encuentro fue presentado por el asesor de Presidencia en la Agencia I+D+i a cargo del Fondo Tecnológico Argentino (FONTAR), Alejandro Primbas, quien destacó la necesidad de generar una mirada estratégica sobre la transición energética.

La directora del Fondo Argentino Sectorial (FONARSEC) de la Agencia I+D+i, Laura Toledo, moderó el evento y señaló que este encuentro “pretende traer la experiencia y testimonios de actores claves de esta cadena de valor del litio” y sostuvo la importancia de la inversión pública, pero especialmente privada, para que la Argentina pueda ser un país protagonista de la transición energética.

La lógica del encuentro fue conocer los diferentes eslabones de la cadena de valor del litio desde su extracción hasta la comercialización de vehículos a motores eléctricos. Para esto se contó con voces de actores que intervienen a lo largo de sus diferentes eslabones que comentaron las capacidades, las oportunidades y los desafíos presentes en este sector.

Paula Prados, vocal del Consejo Directivo del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), hizo hincapié en la importancia de que las empresas “consideren al INTI como articulador o socio cuando necesiten instrumentos en I+D. El INTI puede ser un asistente para acompañar y hacer pruebas piloto cuando no están todas las tecnologías a disposición”.

El primer invitado por parte del sector empresario fue Pablo Haddad, socio gerente de la Minera Santa Rita, que habló sobre los recursos naturales presentes en el noroeste argentino y las formas de extracción. Luego fue el turno de Guillermo Freund, integrante de la Cámara Argentina de Industrias Electrónicas, Electromecánicas y Luminotécnicas (CADIEEL) y director de Probattery. Esta pyme produce baterías cuya producción incluye una mayor incorporación de tecnología, pero siempre buscando que éstas sean también industrial y comercialmente eficaces. Participó también Federico Gisbert, socio de QMAX, una empresa dedicada a la producción de soluciones tecnológicas vinculadas al cuidado del medioambiente. Gisbert señaló la necesidad de tener regulaciones innovadoras que permita a emprendimientos argentinos poder hacer pruebas pilotos en el mercado local, desarrollarse e incluso exportar.

Finalmente, presentaron sus experiencias dos empresarios con intervención en el mercado de la electromovilidad. Primero, Martín Torilo, director de la Unidad de Negocios Automotriz del Grupo Iraola, hizo referencia a los buses eléctricos a batería de litio que fabricaron y que hace ya dos años están circulando en Mendoza, sus ventajas ambientales, económicas y de confort para los pasajeros que poseen. Luego, Juan Manuel Baretto, presidente de Coradir, destacó el reciente caso de TITO, un vehículo particular eléctrico de bajo costo cuya preventa ha sido un éxito. Sobre TITO ponderó que su bajo costo con la idea de que los autos eléctricos son inaccesibles para el mercado local y que, además de los beneficios ambientales,, presentan costos operativos y de mantenimiento más económicos que los coches a motores de combustión.

En el cierre del encuentro Fernando Peirano explicó que “desde la Agencia podemos espiar el futuro. No es un porvenir que esperamos pasivamente, sino que lo estamos construyendo. El cambio tecnológico siempre tiene protagonismo y las políticas públicas tienen que orientar y acompañar ese cambio. tenemos que repensar el modelo de desarrollo” y concluyó que “los países ricos no son los que tienen recursos naturales, sino los que logran ponerlos en valor”.

El evento pudo seguirse desde el canal de Youtube del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación

El próximo encuentro será una mesa de trabajo sobre la promoción de la movilidad sustentable en la Argentina y se realizará el 27 de mayo a las 16 horas a través del canal de Youtube de la Agencia I+D+i.

Fuente: Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación

Contacto
Av. Córdoba 950 4º piso (C1054AAV)
Ciudad Autónoma de Buenos Aires,
República Argentina
Tel: (54 11) 4322-0651
Áreas de servicios
Administración: administracion@cadieel.org.ar
Marketing y Comunicación: marketing@cadieel.org.ar
Comercio Exterior e Internacionalización: analistacomex@cadieel.org.ar