Iluminación inteligente que se conecta a la red de datos

Compartir

Los sistemas de iluminación conectada POE (Power-over-Ethernet) transforman un punto de luz led en un multisensor que interactúa con un celular.

 

Las lámparas van a desaparecer, al menos como las conocemos ahora. En el transcurso de la última década, con la llegada del led, la iluminación cambió radicalmente. La migración de tecnología, de electricidad a electrónica, implica una apertura a un universo de aplicaciones y posibilidades a partir de una boca de iluminación. Esto permite no solo incrementar la eficiencia energética de los edificios. También, aumentar la productividad de los espacios de trabajo, ubicar a personas dentro de un edificio o modificar el nivel de climatización de una habitación.

“Las lámparas que conocemos son transiciones, son repuestos y tienden a desaparecer. Las led viven de 50 mil a 100 mil horas, estamos hablando de 15 a 30 años de alumbrado público”, ejemplificó el arquitecto Fernando Ponce, especialista de Philips Signify, en el marco de una conferencia sobre Patrimonio y Sustentabilidad en la Sociedad Central de Arquitectos.

Photo by Alessio Lin on Unsplash

Según explicó Ponce, la solución clásica para una obra nueva es tener un tablero de datos paralelo a uno de potencia. El protocolo que permite gestionar la interacción de ambas instalaciones se llama DALI. Con él se puede ver en pantalla el estado de la instalación, el ahorro inmediato en el consumo y el escalado (poder sumar distintos ambientes bajo una misma plataforma). Además, los tableros informan al instante el estado general de la instalación, disponible en el teléfono, en una computadora o en la nube. “Incluso se puede visualizar un mapa de calor y con eso saber qué cantidad de gente hay en una sala para administrar luces y equipos de climatización”, apunta Ponce.

Sin embargo, estas prestaciones ya fueron superadas tecnológicamente y ya no es necesario llegar con un cable de alimentación eléctrica a cada punto de luz. “Lo más revolucionario es el POE, o sea, mandar la potencia por el cable de internet. La luminaria led consume tan poco que se puede alimentar con cable de red”, explicó el asesor.

El primer edificio de oficinas con sistema POE (Power-over-Ethernet) fue The Edge, construido en 2014, en Amsterdam. A través de una red integrada se envía energía y datos a las luminarias. El sistema utiliza cerca de 6.500 leds distribuidos en todo el edificio. Mediante sensores integrados, la luminaria captura, almacena, comparte y distribuye información. Un software permite visualizar y analizar estos datos, hacer un seguimiento del consumo de energía y planificar tareas de mantenimiento. A su vez, los empleados pueden personalizar la iluminación sobre su escritorio y la temperatura en su espacio de trabajo o en una sala de reuniones mediante una aplicación desde su teléfono inteligente.

Fuente: Clarín

Las noticias reproducidas aquí no representan necesariamente la opinión de CADIEEL. Se trata de un servicio que releva, reproduce y difunde las noticias más relevantes referidas a la actividad económica y el ámbito industrial.

Contacto
Av. Córdoba 950 4º piso (C1054AAV)
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, República Argentina
Tel: (54 11) 4322-0651
Áreas de servicios
Administración: administracion@cadieel.org.ar
Marketing y Comunicación: marketing@cadieel.org.ar
Comercio Exterior e Internacionalización: analistacomex@cadieel.org.ar