Noticias

08/03/2012 |

Pymes

Un buen balance con expectativas menos optimistas

Los aumentos de los costos de producción siguen preocupando a las PyMES industriales.

Informe Industrial. La Fundación Observatorio PyME (FOP) presentó los resultados de su Encuesta Estructural a pequeñas y medianas empresas industriales que relevó el desempeño productivo de las firmas del segmento en 2011 y sus expectativas respecto al año en curso.

En este último aspecto, las previsiones de los empresarios “son más bien positivas en cuanto a la evolución de sus ventas, ya que el 89% espera al menos alcanzar el mismo nivel de facturación de 2011.

Por otra parte, el 37% de las PyMES exportadoras (el 25% de las empresas consultadas) vaticina que aumentarán las ventas al exterior y el 44% cree que sostendrá sus niveles de exportación”, mientras que en materia de inversiones “para el 44% del total de las empresas entrevistadas las inversiones serán iguales o mayores a las de 2011 y dos de cada tres no espera contratar ni despedir trabajadores”. Sin embargo, subraya el informe, en general las expectativas son menos optimistas que de 2010 para 2011.

Los aumentos de los costos de producción siguen preocupando a las PyMES industriales.
La encuesta se realizó entre los meses de julio y noviembre del año pasado y fue respondida por 966 empresas de todo el país de las 1.022 que contempla la muestra y entre sus principales conclusiones se destacan:
  • Durante 2011 más PyMES industriales atravesaron una fase de crecimiento (63%), continuando con la tendencia de 2010. La proporción de empresas en expansión volvió a ubicarse en el nivel registrado previo a la crisis de 2008-2009.
  • En el período analizado se consolidó la tendencia positiva en la evolución de las cantidades vendidas por las empresas del segmento, registrando una suba del 7,2% anual, en línea con lo ocurrido para el total de la industria nacional (6,5%). El volumen de ventas de las PyMES se ubicó en niveles similares a los de 2007.
  • Sin embargo, el nivel de ocupación no acompañó el crecimiento de las ventas, aumentando solo el 1% anual durante 2011; a diferencia de lo que ocurría en el período 2004-2007, cuando la ocupación aumentaba en igual magnitud que las ventas.
  • Al igual que en los últimos cinco años, los empresarios otorgaron especial relevancia a los problemas que tienen que ver con la suba en los costos de producción, la presión impositiva, y la consecuente caída en el nivel de rentabilidad.
  • El grado de inserción internacional de las PyMES no ha logrado profundizarse. El porcentaje promedio exportado sobre el total de ventas es del 20%, al igual que el promedio histórico. Mientras que el 25% de las empresas exportó en 2011, el 17% justificó con ventas externas por lo menos el 5% de su facturación, un promedio similar al de la última década. Esta estabilidad muestra que no es suficiente una política de tipo de cambio alto para aumentar la inserción internacional de las empresas.
  • Por otro lado, se mantuvo el nivel de presión importadora en el mercado interno: uno de cada tres empresarios manifestó tener problemas para competir debido a las importaciones, mientras que uno de cada cinco efectivamente dijo haber perdido participación en la plaza local por este motivo. China y Brasil son prácticamente los únicos competidores de importancia.
  • Los recursos propios, fundamentalmente a través de la reinversión de utilidades, siguen siendo la principal fuente de financiamiento de las inversiones de las PyMES industriales. No obstante, en los últimos años ha ido aumentando la proporción de inversiones financiadas a través de créditos bancarios, alcanzando el 31% durante 2011. Solo el 4% de las inversiones son financiadas a través de programas públicos, proporción que para las PyMES europeas asciende al 12%. Asimismo, desde hace seis años se mantiene en torno al 30% la proporción de empresas con algún proyecto de inversión frenado por falta de financiamiento bancario.
  • A pesar del crecimiento en la actividad de 2010 y 2011, no se recuperó la demanda de trabajadores por parte de las PyMES industriales, que está en niveles muy por debajo de los registrados en 2007 para todos los niveles de calificación.

Una noticia alentadora es que el suministro de energía no representa en la actualidad un problema de especial importancia para las PyMES industriales. El informe de la FOP señala que durante el último año mejoró el abastecimiento energético, “sobre todo para las empresas medianas, mayores consumidoras del servicio, que durante 2007 y 2008 tuvieron más de 20 cortes promedio del servicio, que en 2010 descendieron a 10 y para 2011 solo fueron 6”.

Una información preocupante se vincula con las complicaciones registradas en el mercado laboral: “el 11% de los empresarios manifestó haber tenido algún juicio civil por problemas con la cobertura de su ART durante 2011. Asimismo, un 5% tuvo por lo menos un día de huelga en el período.”

Las noticias reproducidas aquí no representan necesariamente la opinión de CADIEEL. Se trata de un servicio que releva, reproduce y difunde las noticias más relevantes referidas a la actividad económica y el ámbito industrial.